COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Iván Rakitic reveló después del partido histórico ante Inglaterra que jugó dicho encuentro tras haber sufrido una fiebre muy alta en la previa.

“Anoche tuve bastante fiebre, casi 39 grados. Estuve tendido en la cama sacando fuerzas para poder jugar y mereció la pena” expresó el volante del FC Barcelona.

Adempas recalcó el compromiso que tiene con su selección de cara a la final ante Francia: “Jugaría la final sin una pierna si hace falta”.

Sobre Inglaterra dijo que estaban confiados: “Ellos creían que ya estaban en la final. Ellos que sigan haciendo lo mismo y nosotros jugaremos el domingo”.