COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Corea del Sur no llegaba con el cartel de candidata en esta Copa del Mundo, sobretodo en un grupo con Alemania, Suecia y México, pero el nivel de los jugadores de la selección asiática invitaba a soñar con un buen papel en Rusia 2018.

Heung Min Son es sin duda alguna el jugador más destacado en el equipo coreano y es el llamado a ser la figura de su selección, pero lastimosamente no ha podido ser igual de desequilibrante que en el Tottenham Hotspur y no ha conseguido sumar un puntos en las dos fechas jugadas hasta ahora.

El extremo ahora puede ir a la cárcel ya que no ha cumplido el servicio militar que es obligatorio en su país, en Corea del Sur, todos los ciudadanos de más de 28 años deben haber pasado por el servicio militar, el problema para el jugador es que al ya tener 25 años solo le quedan 3 años para cumplirlo, por lo que tendría que hacer una pausa en su carrera como jugador ya que el servicio militar es de 21 meses.

En caso de negarse el jugador podría afrontar una condena de hasta dos años de cárcel. Y el extremo de los ‘Spurs’ tiene dos razones para hacerlo.

Una de las razones por las que Son Heung-Min no quiere tomarse un tiempo fuera de las canchas, es porque actualmente vive su mejor momento como jugador y tan sólo en la Premier League, ya se convirtió en toda una figura, con 12 goles anotados para el Tottenham.

Otro motivo por el que Son no está muy convencido de realizar el servicio militar es que en Corea del Sur este entrenamiento es especialmente duro, ya que este país está en guerra con Corea del Norte.

En el 2002 la selección de Corea del Sur llegó a colocarse cuarta en la Copa del Mundo y el Gobierno hizo una excepción con los jugadores, por lo que la única esperanza de Son era haber conseguido avanzar en la Copa, pero luego de la derrota ante México su sueño se vio frustrado y ahora podrá ser encarcelado.