COMPARTIR:

Fuente: Clarín

Si los mexicanos presentes en el estadio Luzhniki Stadium de Moscú estallaron con el gol de Hirving Lozano, en la capital del país azteca, el suelo literalmente se movió cuando el joven volante del PSV venció a Manuel Neuer y abrió el marcador frente a Alemania, en el primer partido del Grupo F del Mundial de Rusia 2018.

Tal como sucedió el último sábado en Perú, donde se registró un temblor cuando a la selección de Ricardo Gareca le cobraron un penal frente a Dinamarca, este domingo la Ciudad de México tembló con el gol del equipo nacional frente al último campeón del mundo. Así lo confirmó en su cuenta de Twitter el SIMMSA, la red de monitoreo sísmico, análisis e investigación geológica que es operado por el Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas.

“El #sismo detectado en la Ciudad de México se originó de manera artificial. Posiblemente por saltos masivos durante el gol de la selección de #México en el Mundial. Por lo menos dos sensores dentro de la Ciudad lo detectaron a las 11:32”, informó el SIMMSA. Unos minutos más tarde, la cuenta lo confirmó: “Así es, la detección de #sismo en la #CDMX también vino desde el sistema de detección de @SismoDetector a las 11:32”.

Corría el minuto 34 del primer tiempo. El seleccionado dirigido por el colombiano Juan Carlos Osorio le jugaba de igual a igual al último campeón del mundo, y por momentos hasta dominaba. Le faltaba más precisión en los últimos metros para ponerse en ventaja. Luego de una recuperación en la mitad de cancha, Chicharito Hernández encabezó el contraataque y habilitó a Hirving Lozano por izquierda, que hizo pasar a un alemán y definió con un fuerte disparo al palo derecho de Neuer.

Al parecer, el temblor también fue registrado por los radares sísmicos en Chile. “Nuestros dispositivos de alerta sísmica de @SismoDetector también detectaron el sismo artificial en tiempo real, la aceleración máxima llegó a 37cm/s2. Al mismo momento del gol de #MEX ante #GER”, informó la cuenta tuitera Sismología Chile.

Vale recordar que México ha sufrido varios terremotos naturales a lo largo de su historia. El último, en septiembre de 2017, tuvo una magnitud de 7,1 puntos en la escala de Richter y dejó un saldo de 369 muertos. Este temblor se dio de manera artificial y por una buena causa: el grito de gol del seleccionado de fútbol.