COMPARTIR:

Fuente: AS

La Selección egipcia de fútbol, capitaneada por su jugador estrella, Mohamed Salah pusieron ayer rumbo a Rusia para instalarse y preparar el Mundial. La salida desde el aeropuerto de El Cairo, dejó una imagen de lo más inquietante. La entrada del aeropuerto internacional congregó a miles de aficionados para despedir a la selección.

Uno de ellos, cuando el jugador del Liverpool bajó del autobús corrió y le agarró por el hombro para hacerse un selfie con él. Justo en ese momento, Mohamed Salah, al notar la mano sobre el hombre, le coge la mano y le pide que se la quite, mientras seguridad se acerca al joven para apartarlo. EL aficionado, entre nervioso y emocionado, y a punto de ser apartado quita el brazo y se hace la foto con Salah.

El jugador egipcio ha pasado unos días en nuestro país, concretamente en Benicassim, Castellón, recuperándose de la lesión que sufrió en la Final de la Champions. Una lesión, que al parecer sigue causándole dolores. El jugador sigue siendo duda ante el primer partido que enfrentará a los faraones contra la selección de Uruguay el próximo viernes a las 14 horas. Por ahora, el jugador del Liverpool no ha entrenado con el equipo nacional en Rusia, se ha limitado a observar a sus compañeros.