COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El guardameta argetino Sergio Romero, quien permanecerá en el Manchester United en la próxima temporada, lamentó su ausencia en la Copa del Mundo, ya que confesó que pese a su lesión, iba a estar apto para el debut contra Islandia.

“Hablé con Jorge, le expliqué la situación y los tiempos de recuperación. Le dije que no tenía nada roto, que tenía un fragmento suelto hace 10 años que había que retirar y le aseguré que iba a estar disponible en 10 días para atajar contra Islandia”, declaró ‘Chiquito’ en TyC Sports.

Luego, Romero añadió: “Los tiempos de Sampaoli y el cuerpo técnico eran otros. Querían a una persona que entren todos los días y me desafectaron a las 4 horas. Mi camino en la Selección no terminó. Estoy trabajando para la vuelta”.