COMPARTIR:

Fuente: MD

Cristiano Ronaldo ha tomado una decisión. Marcharse del Real Madrid parece que está en su lista de deseos según la prensa portuguesa y la idea es “irrevocable”. Los problemas en torno a su contrato y su relación con la directiva blanca parece el detonante de su marcha que, pese a ser uno de los mejores futbolistas del plantel actual, no se presenta nada fácil.

Lo primero porque el Real Madrid, pese a no mostrar un gran interés por retener al ‘7’, no pondrá las cosas sencillas. Tanto es así que se habla de que los blancos ponen como requisito los 1.000 millones de cláusula para quien quiera llevarse al astro portugués. Una cantidad impensable para el mundo del futbol que, aunque cada vez se descontrole más y más, nadie estaría dispuesta a pagar por un jugador de 33 años.

Sin embargo, en caso de que el portugués siga adelante con su idea de huir del nido merengue, tendrá que poner ofertas sobre la mesa y, pese a ser un reclamo publicitario, lo cierto es que como proyecto deportivo no encaja demasiado.

El PSG, su proyecto “Neymar” y el Fair Play financiero

Está claro que por querer, todos desean al portugués. Un hombre que bate récords a base de goles y que te garantiza títulos es un acierto seguro pero todo tiene su coste. Y es que, pese a que el PSG tiene el dinero por castigo, sabe que la UEFA le pisa los talones con el Fair Play financiero y no está dispuesto a jugársela con el “caramelo” Cristiano

Más aun cuando todavía tiene pendiente el pagó de 180 millones al Mónaco por el fichaje de Mbappé quien jugó su primera temporada como cedido en el club parisino. Neymar y el joven francés son ahora los protagonistas del nuevo equipo que quiere reinar en Europa y pese a que siempre han existido cantos de sirena hacia el portugués, la única opción de que éste termine en París es como moneda de cambio por Neymar, algo a lo que el jeque no parece muy dispuesto.

Manchester ni roja ni azul

Otra de las ciudades en las que CR7 tendría alguna oportunidad sería en Manchester. Volver a la que fue su casa es siempre algo reconfortante pero el portugués tampoco encajaría en ningún proyecto. Ni City ni United ya que ambos equipos los dirigen Mourinho Guardiola.

No sería despreciado por ninguno de ellos, claro está, pero lo cierto es que en los ‘citizens’ no predicaría con su idea de juego. Guardiola le conoce bien de su época en el Barcelona y no es el perfil de jugador en el que él está pensando para confeccionar su equipo de jugadores de toque.

Por su parte, quizás es en Old Trafford donde aspira a tener posibilidades. La afición le venera, la casa la conoce y nada sería un problema para su vuelta. Excepto el entrenador, Jose Mourinho, con el que no guarda una gran relación tras su paso por el Real Madrid. Por lo que la opción inglesa también se diluye.

Demasiado futbol para una aventura fuera de Europa

Si antes mencionábamos la edad como una desventaja para el portugués lo cierto es que tampoco está como para apartarse del futbol de élite y pasar a un segundo plano. Con 33 años acaba de ganar su tercera Champions consecutiva dando una clase magistral de poderío físico, rotaciones mediante.

China o la MLS sería un gran empujón para su fútbol pero parece que esa opción tendrá que esperar en la memoria. Recordemos que el propio Cristiano confesó que estaría jugando hasta los 41 años. Algo para lo que todavía quedan hojas que pasar en el calendario.

Sea como fuere lo cierto es que el Real Madrid tiene de nuevo ante sí un verano marcado por el enfado del portugués. Y además con el Mundial de por medio. Lo que, en términos bélicos, se prevé como una guerra de trincheras en la que no habrá ni vencedores ni vencidos y todos saldrán magullados de alguna u otra forma.