COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El alemán Loris Karius, guardameta del Liverpool que cometió dos graves fallos en la final de la Liga de Campeones que significaron dos goles del Real Madrid, reconoció, desconsolado, que no sabía qué había pasado. “Todavía no he podido dormir, las escenas pasan por mi cabeza una y otra vez. Estoy infinitamente arrepentdio por los fans y mis compañeros” , ha publicado a las las cinco de la tarde en su cuenta de Twitter”.

No sé qué pasó. Lo siento mucho por mis compañeros por haber perdido la final. Intentaron animarme en el vestuario, pero lo siento mucho”, indicó el guardameta germano.

Por su parte, el holandés Virgil Van Dijk, defensa central del conjunto inglés, comentó que “no es una sensación agradable“. “Ganamos todos juntos y perdemos todos juntos. No culpamos a Loris. En un deporte como este cualquier cosa puede ocurrir, pero es una pena”, dijo.

“Debemos estar orgullosos. Todos los equipos en Inglaterra hubieran querido estar en nuestra posición. Es algo muy grande estar en la final aunque ahora sea decepcionante”, apuntó.

Simon Mignolet respaldó a su compañero: “Es una sensación horrible”. “Todos los porteros hemos estado en esa situación y es difícil decir algo y explicar lo que se siente“, comentó. “Pero jugamos como un equipo y perdimos como un equipo“, añadió, en una señal de comprensión hacia su compañero.