COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Ayer por la noche en el Estadio Capwell, el Club Sport Emelec tuvo uno de sus partidos más difíciles que se conozcan en el último tiempo.

Cayó por tres goles a cero ante el Independiente Santa Fe y firmó una de sus peores actuaciones en Copa Libertadores en toda su historia.

Un resultado inapelable para un equipo que está pasando por una transición turbulenta tras la salida de Alfredo Arias. Los dirigidos por Javier Klimowicz no estuvieron a la altura para por lo menos clasificar a la Copa Sudamericana.

Era tanta la regularidad tuvo el Emelec en su estadio en los últimos años pero ayer esos registros saltaron por los aires al ver el resultado final.

Es la primera vez que Emelec pierde por ese margen como local en casi diez años… sucedió un 14 de agosto del 2008 cuando Barcelona le propinó un 3-0 en el Clásico de esa temporada.

Y precisamente los amarillos son los rivales del domingo en dónde ambos se juegan sus chances de pelear la etapa.

Además, seguramente el nuevo DT Mariano Soso debió haber visto el encuentro a la distancia y también habrá hecho sus observaciones… La primera es que tiene que reinventar en poco tiempo a un equipo en depresión.