COMPARTIR:

Fuente: MD

Andrés Iniesta fue el gran protagonista del fin de fiesta en el Camp Nou. En la noche de su despedida como jugador del Barça, la afición coreó su nombre y lo ovacionó, mientras que sus compañeros le hicieron el pasillo y lo mantearon para rendirle homenaje a un jugador de leyenda.

Tras ello, el todavía capitán azulgrana cogió el micrófono y pronunció sus últimas palabras como futbolista azulgrana, visiblemente emocionado.

“Buenas noches. Hoy es un día difícil pero han sido 22 años maravillosos. Ha sido un orgullo y un placer defender y representar este escudo, para mí, el mejor del mundo.

Gracias a todos mis compañeros. Os voy a echar muchísimo de menos y gracias a vosotros. Mi afición, por todo el cariño y el respeto desde el primer día que llegué aquí como un niño. Me voy con 34 años como un hombre. Gracias por este mes en que me habéis pedido que me quedara. Solo os puedo decir que os llevaré en mi corazón para siempre.

Y para acabar, esta semana me he quedado sin palabras. Visca el Barça, visca Catalunya y visca Fuentealbilla”, sentenció Iniesta, que tuvo que parar en algún momento de su discurso fruto de la emoción.