COMPARTIR:

Fuente: Olé

Tras sufrir una hemorragia cerebral, Alex Ferguson salió el pasado lunes del coma, capaz de dialogar con sus familiares y, según diferentes medios británicos, lo primero que hizo fue hacer dos preguntas muy curiosas.

La primera fue cómo había salido el Doncaster Rovers, equipo que dirige su hijo Darren. Es que Sir Alex fue llevado al hospital horas antes del encuentro ante el Wigan por la tercera división del fútbol inglés, el pasado sábado 5 de mayo, al que Darren finalmente no asistió para estar con su padre. Finalmente, fue derrota por 0-1.

Y luego, según el diario The Sun, la leyenda del Manchester United se lamentó por no poder asistir a la final de la FA Cup que disputarán los Diablos Rojos ante el Chelsea, pero preguntó si podía viajar a Kiev para presenciar la final de Champions entre Real Madrid y Liverpool. Y si, luego del coma, el escocés ya no se quiere perder ni un minuto de fútbol.