COMPARTIR:

Fuente: MD

La primera mitad entre Real Madrid Barça acabó con más tensión que nunca. Mientras que Leo Messi, Suárez y Ramos vieron tarjeta amarilla en apenas un minuto, Sergi Roberto recibió la roja por un gesto sobre Marcelo que despertó la polémica.

Tras las respectivas charlas en los vestuarios, y con el Real Madrid esperando en el túnel de acceso al campo, Gerard Piqué se acercó por detrás y, tapándose la boca, se dirigió a Nacho, que no recibió bien las palabras del azulgrana y le habría dicho: “¡Cómo te puedes quejar, si nos han expulsado 17 veces ya!”.

Piqué siguió adelante y Nacho empezó a hacer gestos de desaprobación. Y cuando parecía que todo había finalizado, Sergio Ramos, ejerciendo como capitán, se acercó donde esperaban los jugadores del Barça para mantener unas palabras con Gerard Piqué, pero la charla fue breve, ya que la aparición de la tripleta arbitral obligó a ambos a separarse.