COMPARTIR:

Fuente: MARCA

“Espero que sea objetivo, correcto y que los jugadores sean los que decidan el partido, no los árbitros por una decisión. Para ganar tres Champions en cuatro años hay que tener mucho talento, pero también un poco de suerte en determinados momentos y con el árbitro…”, así apuntó de entrada Jupp Heynckes con respecto al arbitraje del Real Madrid – Bayern que cayó en manos del turco Cuneyt Cakir.

Heynckes, -DT del conjunto alemán- sabe que el Bayern vuelve mosca al Bernabéu tras la indignación con los árbitros con la que se marchó el año pasado, alimentada por lo ocurrido con la Juventus, y quiso lanzar el guante para quien lo quiera recoger.

De hecho, Müller fue más claro: “Nosotros nos concentramos en el partido. Ellos ya tienen demasiada presión. Todos conocen lo que pasó aquí el año pasado, con dos goles del Madrid en fuera de juego y el penalti de la Juventus… El ambiente no debe afectarles. No creo que tenga ningún interés”, recordó el atacante alemán.

Heynckes avisó de que el Bayern venderá muy cara su eliminación: “Vamos a ser un adversario complicado, porque nos crecemos en estos partidos. Queremos la final. En el fútbol se pueden mover montañas y vamos a intentarlo”.