COMPARTIR:

Fuente: MD

Kiev ya espera al Real Madrid y el Real Madrid ya espera a Kiev. Ha costado sangre, sudor y lágrimas pero el conjunto blanco ya está en otra nueva final de su competición fetiche. Benzema, Keylor y los errores del Bayern de Múnich han llevado hasta los blancos hasta su 16ª final en toda la historia donde buscarán su tercera Orejona consecutiva.

Siguiendo con las cuentas, la de Kiev será nada más y nada menos que la sexta final de Champions League para Cristiano Ronaldo que iguala a Paolo Maldini (AC Milán) y se coloca en el trono de Europa. Si finalmente consigue alzarse con ella, también será el jugador que más Champions League posea adelantando a MessiIniesta Seedorf con cuatro entorchados. Aun estaría por delante Paco Gento con seis Copas de Europa.

Cara y cruz con los diablos rojos

Una década ha pasado desde que Cristiano Ronaldo pasara por delante del trofeo orejón con la mirada agachada en el estadio Luzhniki de Moscú (El mismo en el que se jugará la final del Mundial de Rusia.) Lo hacía con la camiseta de los ‘red devils’ y de la mano de Ferguson. En frente el Chelsea de los CechLampardTerry y compañía.

En aquel duelo, el portugués fue héroe y a la vez villano al adelantar a su equipo en el marcador con un gran testarazo pero errando uno de los penaltis de la tanda final. Aun así los diablos rojos se hicieron con el trofeo cuando Lampard se resbaló y mandó su penalti a las nubes. Primera Champions para Cristiano Ronaldo.

La segunda final de su carrera la vivió justo al año siguiente. En esta ocasión era Messi el que tenía en frente y el Barcelona de un Guardiola que arrasó Europa. Impotente, vio como el argentino, allá por el minuto 70, saltaba y de cabeza mataba una final que daba el título a los blaugrana. Comenzaba la particular batalla entre el ‘7’ y el ‘10’.

Sequía y pleno de finales ya en el Real Madrid

Llegó 2009 y Cristiano se convirtió en el jugador más caro de la historia por el que se pago un traspaso récord de 96 millones de euros. Sin embargo, tuvieron que pasar cinco años de sequía para que el ‘7’ volviera a estar en una final europea. Lo hizo en su casa, en Lisboa y frente a sus vecinos del Atlético de Madrid.

Sergio Ramos, sobre la bocina, dio la posibilidad de jugar una prórroga donde el domino blanco fue incontestable. Cristiano puso su firma con un gol de penalti en el 120’ para certificar su récord de goles en una misma edición (17). El portugués volvía a levantar una Orejona seis años después.

A partir de ese momento comenzó su ciclo ganador en Europa que se certificó con dos trofeos más y de manera consecutiva. En Milán de nuevo frente al Atlético y en Cardiff frente a la Juventus. En Ambos duelos fue protagonista: En la Undécima marcó el penalti decisivo y al año siguiente allanó el camino con un doblete.

Así las cosas, Cristiano Ronaldo ha certificado esta noche su sexta presencia en una final de Champions League. Menos de un mes le separa al portugués para pisar el Estadio Olímpico de la capital ucraniana y luchar por seguir haciendo historia. Sería su tercera Champions consecutiva, la cuarta en cinco años y su quinta particular. Casi nada.