COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Una situación nunca antes vista se dio en Alemania durante el duelo entre el Mainz y el Friburgo en la Bundesliga, otra vez el var fue el protagonista.

Al final del primer tiempo existió una mano dentro del área que no fue sancionada por la terna arbitral pero ya cuando los equipos estaban en el vestuario se dio la revisión de la jugada.

El árbitro decidió cambiar de opinión y dar el penal haciendo regresar a los equipos solo para el cobro y cuando se marcó el gol, otra vez a los vestuarios para continuar con el entretiempo… de locos.

VIDEO: