COMPARTIR:

Fuente: MD

El Bayern aterriza en las semifinales de la Champions como rotundo ganador y dominador de la Bundesliga y después de dejar en el camino a dos rivales asequibles en octavos y cuartos de final en la competición continental: Besiktas (5-0 en la ida, 1-3 en la vuelta) y Sevilla (1-2 y 0-0).

El cruce contra el Madrid permitirá calibrar el momento de un equipo que, hasta este momento, no se ha visto muy exigido en Alemania ni en Europa, donde solo la derrota 3-0 contra el PSG en el Parque de los Príncipes hizo tambalearse al equipo y a la postre significó la despedida de Ancelotti. El técnico italiano había perdido la confianza de los pesos pesados del vestuario, que le acusaron de no entrenar suficiente, y Heinckes le relevó.

El conjunto bávaro se medirá al Madrid con argumentos ofensivos más que suficientes para poner en aprietos al vigente campeón:

Müller

El versátil atacante bávaro está recuperando su mejor nivel después de un par de temporadas un poco erráticas donde pareció haber perdido su áurea de jugador decisivo en grandes partidos. La mejoría de Müller cabe apuntársela a Jupp Heynckes, que ha encontrado la zona donde más daño hace: barriendo todo el frente ataque partiendo desde detrás de Lewandoski y apareciendo desde la segunda línea. Su mejoría en el juego, sin embargo, no se está traduciendo con goles, donde lleva 10 (3 en Champions) en 33 partidos esta temporada.

Robben y Ribery

Con 34 y 35 años respectivamente, Robben Ribery están ante una de sus últimas oportunidades de alcanzar una final de la Champions. La mítica dupla de extremos comparte vestuario desde hace nueve años y, aunque ambos futbolistas han perdido velocidad y capacidad de desequilibrio, representarán una fuente de peligro si Marcelo Carvajal deciden subir al ataque con mucha alegría. Se especula, además, con que están cerca de firmar su renovación con el Bayern por una temporada más cada uno.

El holandés y el francés todavía no se han estrenado en el apartado goleador este curso en Europa.

James

El exmadridista se marchó en verano del club blanco descontento por su situación y la falta de minutos en una plantilla muy amplia en la que el colombiano era una pieza muy destacada del famoso Plan B de Zidane.

Después de un inicio de temporada dubitativo a las órdenes de AncelottiHeynckes ha situado a James en el epicentro del Bayern y le ha dado los mandos del juego. El colombiano ha respondido asumiendo galones y, además de ser resolutivo en las inmediaciones del área, ha cogido las riendas del equipo y ha trasladado su influencia en todas las parcelas del juego. Motivado como pocos, representará la gran amenaza para el Madrid de Zidane.

Lewandowski

Sin duda el gran peligro del Bayern en el área contraria. Quedará npara siempre en la memoria de los aficionados sus cuatro goles con el Dortmund al Madrid en la ida de las semifinales de la Champions de 2013. Esta temporada suma 26 goles en 26 partidos de Liga y 5 en 9 partidos en Europa, una racha nada desdeñable ante un equipo, el blanco, que siempre se le ha dado bien. Su juego de espaldas y su capacidad rematadora en el área son los grandes avales para poner en aprietos a la dupla RamosVarane.