COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El partido por la vuelta de los cuartos de final de la Champions League entre el Real Madrid y la Juventus empezó a puro lujo, Cristiano Ronaldo recibió el balón unos segundos después de haber iniciado el compromiso y ante la marca de De Sciglio decidió tirarle un caño llevándose los aplausos de la afición madridista, después de la jugada quiso sobrepasar al lateral pero no pudo seguir avanzando y se quejó de una falta que no existió.

Y al minuto 20 del partido Cristiano lo volvió a hacer, esta vez la víctima fue el marroquí Benatia, quien no aguantó el lujo del portugués y le cometió una falta.