COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El encuentro entre el Manchester City y el Manchester United estuvo cargado de emociones y polémicas a tal punto que cuando los dirigidos por Mourinho remontaron el marcador, el City se lanzó con todo.

En una jugada Aguero fue claramente derribado por Young pero el árbitro no dijo nada a lo que de manera inmediata fue derribado fuertemente Pogba y se armó un conato de incidentes.

Antonio Valencia hizo de capitán separando a sus compañeros de los problemas.

VIDEO: