COMPARTIR:

Fuente: MD

A la espera de que cristalicen las conversaciones para lograr en esta primera mitad de año un acuerdo por los ‘title rights’ del Espai Barça que el presidente Josep Maria Bartomeu estimó en unos 300 millones de euros el mes pasado en una entrevista a Bloomberg , la cúpula azulgrana se frota las manos con los espectaculares aumentos en las principales partidas de ingresos, algunos ya efectivos y otros firmados para entrar en vigor la próxima temporada. En 2019 se embolsará como mínimo 121,5 millones más que en la pasada y en 2021 podría alcanzar los 208 más en el mejor de los casos. Una animalada que permitirá seguir compitiendo al más alto nivel, fichar cracks, mantener los elevados salarios y cumplir la promesa electoral de no subir abonos.

Desvelada el 24 de marzo por Francesc Aguilar en MD y presentada en laAsamblea General de la ECA el pasado martes en Roma, la subida de las ganancias en la Champions League, pasando de un global de 2.400 a 3.300 millones de euros anuales, repercutirá muy positivamente en las arcas del Barça. Si en 2015 solo ganó 61 ‘kilos’ por ser campeón en el trienio 2012-15 y en la pasada percibió 59,84 siendo eliminados en cuartos con un reparto algo mejor en el trienio 2015-18, los 100 millones están casi asegurados llegando al menos a semifinales. Con un simple empate en la liguilla, caerán ahora 900.000 euros en lugar de 500.000 y por un triunfo, 2,7 millones en lugar de 1,5.

El ránking histórico, clave

La entidad azulgrana se verá beneficiada por el menor impacto del ‘market pool’ (300 ‘kilos’ en total) en comparación con el nuevo capítulo del ‘Ránking histórico’ (528), que aportará un máximo de 32 millones en función de su currículum en los eurotorneos. El Barça tiene el segundo mejor coeficiente UEFA actualmente, una garantía para acercarse a esta cifra. Solo le supera el Real Madrid merced a sus tres títulos continentales en cuatro años. El ‘market pool’ (TV y márketing) perjudicaba a los culés ya que las televisiones españolas pagaban menos por los derechos que las inglesas o italianas. Por eso la Juventus, derrotada por el Barça en la final de Berlín, ingresó en 2015 casi lo mismo por su ‘market pool’ (58,20) que los azulgrana sumando los méritos deportivos (61,02). Esto cambiará a mejor para gran satisfacción de las cuentas de Òscar Grau, CEO barcelonista.

Buenas previsiones en España

En el horizonte a medio plazo está también la nueva venta centralizada de los derechos de la Liga y la Copa del Rey para el trienio 2019-2022. Gran parte de los internacionales ya se han vendido desde el inicio de este año y antes de verano deberían adjudicarse los propietarios de los derechos nacionales a partir de la campaña 2019-20. Fuentes conocedoras de las negociaciones han confirmado a MD que el Barça podría llegar a pasar de los 146,2 que cobró la temporada pasada (pese a ser subcampeón, superó los 1401, del Real Madrid 140,1) a los 170 en la 2019-20 y a los 200 en la 2020-21 según las previsiones aunque recalcando una máxima prudencia al respecto.

Los aumentos citados para la Champions a partir de septiembre de 2018 y de Liga Copa a partir de agosto de 2019 se suman al que ya disfruta el Barça por el acuerdo con Rakuten en sustitución de Qatar Airways y a la renovación con Nike Beko con Manel Arroyo, vicepresidente de Márketing y Media, detrás de todo. Por el sponsor de la camiseta principal, el club ha pasado de 33,5 millones anuales en el último curso con la aerolínea qatarí a 55 fijos por la compañía japonesa de comercio electrónico. Con la Liga muy encarrilada, se avecina un ingreso de 1,5 más como bonus. Si además cae la Champions, serán 5 ‘kilos más’.

El 1 de julio se multiplicará también la partida de Nike: de unos 80 anuales a 105 como mínimo a un máximo de 155 hasta 2026 después de recuperar la gestión de las licencias de las propias tiendas cedidas hasta ahora a Nike. No hay otro contrato en el mundo igual de un club con un sponsor técnico. En cuanto a Beko, el ingreso será más del doble: de 8 a 19 hasta 2021. La empresa turca de electrodomésticos mantiene presencia en la manga izquierda de la camiseta y pasará de la espalda al pecho de la ropa de entrenamiento. La parte frontal era un activo por explotar tras expirar el contrato con Qatar Airways en junio de 2017. Rakuten aceptó dejarla vacía. En la misma reunión de la junta del pasado 12 de febrero se aprobó la ampliación del contrato con Damm, que pasará de pagar 5 a 7 millones hasta 2022 como sponsor premium global.

Por si fuera poco, el Barça tiene entre sus objetivos también embolsarse unos 10 millones de la aerolínea oficial. Qatar Airways quedó descartada pese a ser la favorita el año pasado para seguir aunque Rakuten presidiera la camiseta. Y a partir de ahí, muchos acuerdos más con sponsors regionales, las FCB Escoles y la consolidación del proyecto estrella en China con la empresa china Mission Hills como socio, del que se esperan unos 10 millones de euros anuales a partir de 2021.