COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El Barcelona sigue intratable en La Liga Santander y afrontará el parón por los compromisos de las selecciones nacionales cómodamente instalado en el liderato, tras derrotar al Athletic Bilbao (2-0) en una gran primer parte.

Sin Sergio Busquets, lesionado, ni Luis Suárez, sancionado, ni tampoco Andrés Iniesta, al que Valverde dejó en el banquillo, los azulgranas bordaron el fútbol en el primer acto, alumbrados un partido más por el genio de Leo Messi.

El primero gol fue, a los ocho minutos, obra de Paco Alcácer, que hoy hizo del sancionado Luis Suárez rematando de primeras una pase de la muerte de Jordi Alba, que recibió de Messi en fuera de juego.

El segundo, un tirazo desde la frontal del propio Messi, seco, raso y ajustado al palo izquierdo de Kepa, que fue incapaz de parar el balón pese a su estirada.

El rosarino celebró su tanto número 25 en Liga -el vigésimo cuarto que le mete al Athletic Bilbao en toda su carrera- marcándose un bailecito nada habitual en él.