COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

En la culminación de la decimonovena fecha de la Superliga Argentina se dio un hecho digno de admirar.

Lucas Acosta, el arquero de Belgrano de Córdoba, se acercó a consolar a Ezequiel Unsain, el arquero de Defensa y Justicia quien cometió un error garrafal al último minuto que significo el empate del conjunto cordobés.

En la última jugada del partido Epifanio García del ‘Pirata’ remató de media distancia y el arquero local pensó que el balón se iba afuera por lo que retiro las manos, lastimosamente para él y su equipo el balón entró al arco y selló el empate a 1.

Después de del error Unsain no soportó y rompió en llanto, ahí llegó Acosta y otros jugadores del ‘Pirata’ quienes intentaron consolar al arquero de 23 años.