COMPARTIR:

Fuente: MD

Siempre se dice que para ganar finales primero hay que perderlas y lo mismo puede aplicarse a una eliminatoria de Champions como la que enfrentó a Tottenham y Juventus, dominada por el joven equipo de Mauricio Pochettino pero en la que se clasificó el jueves el experto conjunto que dirige Massimiliano Allegri (2-2 en Turín y 1-2 en Wembley). Muchos comentaristas ingleses ven en este cruel adiós a Europa un gran aprendizaje para los Spurs de cara al futuro, pero también surgen las dudas ante la incapacidad del Tottenham de transformar su enorme calidad en éxitos en los momentos decisivos. Y la primera incógnita es si Pochettino seguirá en su puesto o aceptará una oferta y si el club conservará a sus grandes estrellas, empezando por Harry Kane.

“Es la historia del Tottenham. Sabemos que tiene jugadores fantásticos y es un equipo increíble. Pero concede muchas ocasiones y al final siempre le falta algo”. Las palabras, duras sin duda para el Tottenham, son de Giorgio Chiellini, uno de los grandes responsables de que la Juventusesté en cuartos con su actuación en Wembley. Pero lo cierto es que los seguidores de los Spurs vieron a su equipo quedar 3º en la Premier 2015-16 tras mantener un mano a mano apasionante por el título con el después campeón Leicester y ser subcampeón en 2016-17 tras el Chelseade Antonio Conte, el mismo rival ciudadano que les ganó en semifinales de la FA Cup la pasada temporada.

Derrotas fuera de casa ante los otros grandes

El miércoles, como dijo Pochettino, “concedimos 3 ocasiones y nos marcaron 2 goles”. No sirvió el dominio, el mejor juego. La Juventusimpuso su experiencia ante un rival joven que carece de dicha veteranía en Europa. Pero de lo que le falta al Tottenham da idea que esta temporada ha perdido ya en los campos de Arsenal, Manchester United y City y necesitó un penalti en el descuento para empatar en Anfield contra el Liverpool. A las órdenes de Pochettino, que entrena al Tottenhamdesde 2014, los Spurs sólo han ganado un partido de 19 fuera de casa ante uno de los 6 grandes de la Premier. La visita al Chelsea del 1 de abril será crucial y más aún en la lucha por una plaza en la próxima Champions.

La FA Cup, en cuyos cuartos de final el Tottenham se enfrentará al Swansea, cobra ahora enorme importancia para Pochettino, ya que la afición de los Spurs sueña con ganar por fin un título. El último, la Copa de la Liga conquistada a las órdenes de Juande Ramos, se remonta a 2007-08. Esta eliminación, pese a dominar el juego durante la mayor parte de la eliminatoria, trae urgencias.