COMPARTIR:

Fuente: MD

El Paris Saint-Germain no está dispuesto a desprenderse, bajo ningún concepto, de Neymar este próximo verano. La postura del cuadro francés, que en agosto desembolsó 222 millones por hacerse con sus servicios, es absolutamente firme. Y así se lo han hecho saber sus responsables al padre de Neymar, con el que se han reunido recientemente para dejar claras las posturas de unos y otros.

Convertido el tema casi en una cuestión de Estado, en el puesto de mando de Qatar Investment, propietario del club, consideran a Ney del todo intransferible. Es la base sobre la que pretenden edificar el nuevo proyecto del PSG, que pretenden que se asemeje lo máximo posible al Barça en el que tanto brilló el brasileño.

En este sentido, al jugador le han trasladado la intención de construir un equipo de características lo más parecidas posibles a las del cuadro blaugrana para facilitar su definitiva eclosión con la camiseta del PSG. Neymar Mbappé, consideran en la citada empresa, son la auténtica seña de identidad del equipo y la demostración ante el resto de países del Golfo que Qatar es el líder indiscutible de la zona.

Quien sí podría salir este verano es el uruguayo Cavani, cuyas relaciones con Neymar nunca han sido buenas. Pero de Neymar no quieren ni oír hablar en el cuadro parisino, tal como se le ha dicho a su padre. Este verano, la puerta de salida está, para él, sellada. En verano de 2019 la situación puede haber cambiado, pero en la próxima ventana de traspasos la postura es irrenunciable.

De hecho, y tal como informó en su momento Mundo Deportivo, Florentino Pérez contempla desde hace un tiempo la opción de fichar a Neymar en 2019, no en el próximo verano. Unos planes que coinciden, de momento, con los del PSG.