COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Tras la última reunión entre los dos presidentes de los clubes, el presidente de la AFA y el encargado de la Dirección Nacional de Arbitraje, una nueva campaña de pacificación inició en las redes sociales.

Cerca de lo que será el próximo superclásico del fútbol argentino en el marco de la Supercopa, el ambiente que para muchos resultaba violento tras versiones cruzadas desde ambos clubes, tomó otro camino a partir de esta semana luego de que una reunión estratégica diera pie a una nueva campaña de pacificación en redes sociales.

A través de sus cuentas oficiales, Boca y River compartieron un mensaje en donde invitaron a los hinchas, periodistas y protagonistas a vivir el encuentro del próximo 14 de marzo sin ninguna manifestación violenta que pueda desencadenar en una tragedia.

El partido se llevará a cabo en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza y además de contar con las dos parcialidades será fuertemente controlado por cientos de efectivos policiales dentro y fuera de la cancha.

Con respecto a la reunión en la cual participaron Rodolfo D’Onofrio, presidente de River, Daaniel Angelici, presidente de Boca, Horacio Elizondo como mandamás del referato y Claudio Tapia, presidente de la AFA, el Chiqui se mostró más que satisfecho y aseguró que: “Para la Asociación del Fútbol Argentino y para todo el pueblo futbolero este será un partido muy importante. La reunión con los presidentes de los clubes fue muy fructífera y en un marco muy cordial en donde fue designado de manera conjunta Patricio Lousteau como árbitro principal. Creo que el mensaje es entender que esto es un sólo un juego y que tenemos que empezar a quitarle dramatismo por el bien de todo el fútbol argentino”.