COMPARTIR:

Fuente: MARCA

En el año 2000, casi al final de la caótica carrera de Paul Gascoigne, uno de los mejores centrocampistas británicos de los años 90, decidió coger sus maletas rumbo al Everton. Su paso por Goodison Park fue bastante modesto, 32 apariciones durante un período de dos años y tan sólo un gol, pero ‘Gazza’ dejó un buen recuerdo en la memoria de los aficionados.

Además, consiguió ‘marcar’ a un joven Wayne Rooney que por aquel entonces daba sus primeros pasos en el mundo del fútbol. El excentrocampista inglés aprovechaba algunas horas libres durante los entrenamientos para ver al equipo Sub19 del Everton y, tras una exhibición de Rooney con tan sólo 14 años, acabó tan sorprendido que terminó dándole 40 libras para gastar en el pub: “Creo que fue Colin Harvey (técnico del filial) quien me dijo que mirase a un joven (Rooney): ‘tiene 14 años y juega con chavales de 19 años’. Pensé que me quedaría tan sólo un rato, hasta que vi su actuación. Iban perdiendo 0-1 y marcó dos golazos en 20 minutos”, aseguró hace años en un programa de televisión.

“Después del partido entré al vestuario y dije ‘muchachos bien hecho, tengo 40 libras, ¿alguien saldrá esta noche?’. Wayne Rooney dijo ‘yo sí’, así que le di las 40 libras y le dije que se tomara un par de pintas. Fue entonces cuando supe que iba a ser brillante”, finalizó. Deuda pagada

18 años después, Rooney aprovechó la visita de Gascoigne al campo de entrenamiento de Finch Farm en Everton… para finiquitar la curiosa deuda con el excentrocampista tal y como captaron las cámaras del club inglés.