COMPARTIR:

Fuente: AS

Ander Herrera se fue lesionado ayer a los 17 minutos del partido ante el Sevilla. El jugador bilbaíno se había perdido los últimos encuentros del Manchester United por una lesión en los isquiotibiales de la pierna derecha que se produjo en un entrenamiento y de la que no se había recuperado totalmente, según Mourinho.

“Tenía un pequeño problema y dejó de jugar un par de partidos, pero el departamento médico me aseguró que estaba al cien por cien preparado para jugar ante el Huddersfield el sábado. Aun así lo reservé para protegerlo aún más y ahora hemos visto que no estaba al cien por cien como me dijeron los médicos para el sábado”. Mourinho insistió, tras el contratiempo que le supuso perder un cambio tan pronto en la ida de octavos de la Champions ante el Sevilla. “Pasaron domingo, lunes y martes. Y es evidente, al ver cómo se ha lesionado ante el Sevilla, que no era cierto que estaba a tope. Ahora puede tener algo más grave”, se lamentó.

Ander Herrera se lesionó a principios de febrero y ya la prensa inglesa le descartaba para el partido de ida ante el Sevilla. El centrocampista se perdió los partidos de Premier ante el Huddersfield y el Newcastle. Y tampoco jugó ante el Huddersfield, en la FA Cup este sábado, pese a que ya tenía el ok de los médicos. Su recuperación, que parecía milagrosa, se truncó ayer cuando se retiró lesionado y llevándose la mano a la parte posterior de su muslo izquierdo, que tendría sobrecargado a causa de la lesión anterior en la pierna derecha.