COMPARTIR:

Fuente: MD

Pep Guardiola fue el gran protagonista del final de la primera mitad del Wigan  Manchester City de la FA Cup. El motivo fue la expulsión de su jugador Fabian Delph por una dura entrada al local Power en el último minuto del primer acto. Nada más ver el color de la cartulina, el de Santpedor empezó su discusión con Paul Cook, el técnico del Wigan. Cuando parecía que la cosa no iba a más, el colegiado indicó el camino hacia los vestuarios donde se trasladó la bronca. En medio de jugadores y miembros de ambos cuerpos técnicos, Pep mantuvo su acalorada discusión con Cook que recogieron las cámaras.

En otra iimagen se ve a Guardiola esperando en el túnel de vestuarios saludando a sus jugadores mientras bajan y yendo contra los árbitros del partido cuando aparecen por las escaleras momento en el que las cámaras de la televisión británica cortaron. Tras el partido ambos técnicos quitaron hierro al asunto.