COMPARTIR:

Fuente: LA TERCERA

Bayern Múnich luchó hasta el final para conseguir la victoria. Los bávaros vencieron por 1-2 a Wolfsburgo por la 23ª jornada de la Bundesliga.

El primer gol llegó temprano. En los 8′, Yunus Malli sacó un centro el que fue conectado con la cabeza por Daniel Didavi para desatar los festejos de los fanáticos presentes en el Volkswagen Arena.

Ya en el complemento, Renato Steffen cometió una falta penal cobrada por juez Sascha Stegemann. Arjen Robben (55′) se paró frente al balón y remató. El portero Koen Casteels se lanzó al lado correcto y desvió el balón.

Pero el Múnich no se rindió y encontró premio en los 64′. Robben sacó un centro desde el sector izquierdo que encontró la cabeza de Sandro Wagner y así el marcador quedó 1-1.

Ya cuando parecía que el empate estaba amarrado, una falta penal de Gian-Luca Itter le dio esperanzas a los bávaros. Así, Robert Lewandowski marcó el definitivo 1-2, alargando la racha de victorias a 15 triunfos consecutivos.