COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Luis Muentes, máximo representante del gremio de los árbitros en el Ecuador, manifestó a distintos medios su disconformidad sobre la situación actual que tienen con la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

Muentes recalcó a distintas radios como Radio La Deportiva que existe un inconveniente económico con la FEF que viene arrastrando desde el año pasado.

“Es preocupante, no quisiéramos que se atrase el inicio del Campeonato pero son los dirigentes que tienen la última palabra. Lamentablemente se mantiene un valor significativo. La semana pasada nos reunimos con el presidente para que luego no digan que los árbitros actuamos de última hora. Pero como no comenzó el Campeonato el 9 (de febrero) al parecer no cumplirán esas promesas de pagos”, indicó Muentes.

El representante arbitral asegura que la deuda de la Federación con el gremio sobrepasa los 300 mil dólares: “Me imagino que mientras no inicie el campeonato no nos van a cancelar, lo mismo digo yo, mientras no nos cancelen no se inicia el torneo”.