COMPARTIR:
Foto-StudioFutbol

Fuente: StudioFútbol

Ayer por la noche, Michael Estrada tuvo una posibilidad de oro para el Independiente del Valle para así poder certificar el pase a la siguiente ronda previa de la Copa Libertadores.

Lamentablemente el balón no entró y para más ‘inri’ casi que a la jugada siguiente Banfield anotó y se llevó la clasificación para la Argentina dejando sin pan ni pedazo a los subcampeones sudamericanos del 2016.

Ahora en la Copa sólo nos quedan dos representantes (Macará quedó fuera a las primeras de cambio) que estaban directamente clasificados a la fase de grupos, el campeón nacional Emelec y el debutante Delfín.

No es la primera ocasión que de manera temprana Ecuador se quede con sólo dos representantes recién en las fases iniciales.

Ahora esperamos que los dos representantes que nos quedan, tengan una gran competición internacional por el bien del fútbol ecuatoriano.