COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Gerard Piqué es, quizás, el jugador más políticamente incorrecto que existe, el defensa del Barça siempre suelta lo que siente el corazón eso le ha ganado tanto fanaticos como detractores.

Después del partido contra el Espanyol, en el que el cuadro blaugrana se llevó un punto, Piqué hizo declaraciones que quedarán seguramente grabadas para los posteriores análisis.

Y es que ha atacado los “desarraigado” que está el cuadro “periquito” de Cataluña, se quejo que es una falta de respeto es “que insulten” a su familia, después de que se le haya recriminado que mandase callar a la hinchada del Espanyol en el RCDE Stadium tras marcar el gol del empate (1-1).

“Son de Cornellà y con eso me refería a que cada vez están más desarraigados si de Barcelona” haciendo referencia a que están fuera de la ciudad de Barcelona.

No conforme con eso lanzó otra punta “Tienen un propietario chino también y todos sus consejeros son chinos”.