COMPARTIR:

Fuente: Diario AS

No parece que le sentara precisamente bien a Cristiano Ronaldo abandonar el terreno de juego ante el Levante. Tras el gol de Isco que supuso el 1-2 para el Madrid, el portugués fue sustituido en el minuto 81 de partido.

Una vez sentado en el banquillo, se percató de la presencia de las cámaras y se dirigió a ellas en los siguientes términos: “No me grabes a mí, enfoca al partido”.

Para más ‘inri’ al portugués, no marcó goles y vio desde el banquillo el gol del empate del Levante que los deja sin opciones en la Liga Española, cuartos en la tabla y a 18 puntos del líder, FC Barcelona.

VIDEO: