COMPARTIR:

Fuente: AS

En un mercado de fichajes en el que se han movido jugadores de la talla de Aubameyang, Alexis Sánchez, Laporte, Coutinho, Lucas Moura, Giroud, Batshuayi, Van Dijk o Íñigo Martínez y a pesar de quedarse fuera de la Copa y sin opciones en Liga, el Real Madrid ha decidido no fichar ante la mala experiencia de otras épocas (Gravesen, Cassano, Gago, Lucas Silva, Faubert…) y Zinedine Zidane, como resalta en cada rueda de prensa, vuelve a demostrar su plena confianza en la actual plantilla, incluidos Casilla, Keylor, Mayoral, Benzema, Vallejo, Ceballos, Kovacic, Marcos Llorente, Asensio, Isco, Lucas Vázquez…

Kiko Casilla y Keylor Navas: la incorporación que ha estado más cerca de cerrarse ha sido la del portero Kepa Arrizabalaga, que finalmente se ha quedado en el Athletic ante el ‘no’ de Zidane. Si hubiera llegado el canterano de Lezama, Kiko Casilla (14 partidos esta temporada) se habría tenido que buscar equipo y, posiblemente, Keylor Navas (23 partidos) hubiera ido el banquillo. Al menos, habría visto amenazada su titularidad.

Benzema y Mayoral: el requerido delantero centro no llega y mientras tanto, Benzema sigue gozando de su monopolio en la delantera (23 partidos), sin sentir la presión de que pueda peligrar su puesto a pesar de su falta de gol (2 en Liga). Mayoral, hasta ahora, no ha sido competencia y su protagonismo se ha centrado casi exclusivamente en la Copa. Una vez eliminado el Madrid, su papel queda reducido a minutos residuales en partidos de Liga ‘ganados’ o como revulsivo cuando el equipo pierde y busca la desesperada, con balones colgados al área. Si hubiera llegado un delantero, Icardi fue el que más ha sonado, quizás Mayoral hubiera salido cedido.

Asensio, Isco y Lucas Vázquez: en ataque, también se han sondeado otros jugadores que, sin ser delanteros puros, hubieran disputado minutos a Cristiano y Bale y, sobre todo, habrían perjudicado seriamente a Asensio, Isco y Lucas Vázquez. Han sonado con fuerza Salah, que se está saliendo en el Liverpool (26 goles), y Hazard, un viejo anhelo del Real Madrid y, principalmente, de Zidane. El belga se ha dejado querer en varias ocasiones y estará en las listas de los futuribles para la revolución que se espera en verano.

Vallejo: durante el mercado de fichajes se habló de la necesidad de un central curtido en mil batallas, perfil Pepe, para partidos duros y complicados en los que primara la experiencia. Salieron nombres como David Luiz o Bonucci, con una amplísima trayectoria a sus espaldas. La necesidad de un central se justificaba por las continuas lesiones de Sergio Ramos, Raphael Varane y el propio Jesús Vallejo, que no termina de arrancar. El único que resiste día a día es Nacho, que es el central con más minutos acumulados esta temporada: 2.347’.

Ceballos, Kovacic y Marcos Llorente: es la posición que mejor cubierta tiene el Real Madrid, pero cualquier incorporación en el centro del campo (se habló de Goretzka y Paredes) habría cerrado el paso a cualquiera de los tres. Kovacic está lejos de disputarle la titularidad a Kroos y Modric pero es el primer comodín que baraja Zidane ante la ausencia de alguno de los dos titulares, incluso de Casemiro. La actividad de Ceballos y Marcos Llorente se prevé menor en lo que queda de temporada, una vez que el Real Madrid se ha quedado sin la Copa, competición en la que estaban siendo titulares.