COMPARTIR:

Fuente: MD

Una vez recuperada la BBC, que el pasado fin de semana Mestalla volvió a juntarse en un once inicial después de 280 días con un resultado óptimo (1-4), y sin refuerzos invernales (el mercado se cerrará este miércoles día 31 a medianoche sin novedades merengues, salvo sorpresa de última hora), Zinedine Zidane apostará hasta final de temporada por su controvertido 4-3-3, con Bale, Benzema y Cristiano Ronaldo en ataque, un sistema que hará ‘desaparecer’ el 4-4-2 con el que el Real Madrid ha disputado la mayoría de partidos de la presente Liga (14), lo que ha reabierto un viejo debate en el club blanco.

Con el retorno de la BBC, el principal damnificado va a ser Isco Alarcón, uno de los jugadores preferidos de la afición madridista. Zidane tiene muy claro que con su tridente titular en buenas condiciones físicas, el trío del centro del campo (Modric, Casemiro y Kroos) es también inamovible, pese a que muchos consideran que el Real Madrid pierde el necesario equilibrio sin un cuarto centrocampista como Isco. De los 30 partidos oficiales jugados por el mediapuntamalagueño esta campaña, en los que ha anotado seis goles, sólo cinco han sido completos, y el regreso de la BBC no hace sino empeorar esta situación para el jugador.

Isco no sólo se encuentra ‘tocado’ físicamente (no jugó en Valencia por un pinzamiento de la cadera izquierda), sino también a nivel anímico ya que se huele su suplencia frente al PSG si alguien de la BBC no se constipa. Al futbolista andaluz le cuesta asumir de nuevo su regreso al banquillo mientras el tridente ofensivo de ZZ no sufra nuevos problemas en forma de lesiones. Zidane quiere que Bale, Benzema y Cristiano empiecen a ensamblarse de cara al trascendental duelo frente al Paris Saint-Germain, que se jugará en el Santiago Bernabéu el próximo 14 de febrero (20.45 h.).

Tras decir adiós a LaLiga ante el intratable Barça y después del varapalo en la Copa contra el Leganés, el Real Madrid se va a jugar toda la temporada a la carta de la Champions, con la recuperada BBC al frente. Antes del PSG, Zidane tendrá dos partidos de Liga para terminar de acoplar a Bale, Benzema y Cristiano. El primero será este sábado ante elLevante en el Ciutat de València y el segundo, el 10 de febrero frente a la Real Sociedad en el Santiago Bernabéu, ambos a la misma hora (20:45).

Dos ensayos ligueros con una BBC cuya tendencia ofensiva suele hacer sufrir al centro del campo merengue formado por Modric, Kroos y Casemiro. Zizou, sin embargo, parece decidido a anteponer el riesgo del 4-3-3 al equilibrio del 4-4-2, que convierte al Real Madrid en un equipo más dominador del balón. El técnico francés considera que la mejor fórmula para enterrar definitivamente la crisis es con la BBC.