COMPARTIR:

Fuente: SPORT

Frenazo del Tottenham de Pochettino en el feudo del exequipo del argentino, el Southampton. Los ‘saints’, que luchan por abandonar la zona baja de la tabla, plantaron batalla al cuadro londinense, que puede ver como el Liverpool amplia su distancia a cinco puntos en la cuarta posición si vence en el estadio del Swansea en el encuentro que cierra la jornada, mañana a las 21.00 horas (de España).

El cuadro londinense no se encontró cómodo sobre el césped del St. Mary’s Stadium; Pellegrino consiguió atar de pies y manos al cuadro dirigido por su compatriota. Cuando el técnico local decidió ir a por la victoria, el Tottenham dio un paso al frente y descuidó un poco la defensa, lo que propició que los últimos minutos fueran una constante de idas y venidas por parte de ambos equipos. Un duelo de mucho ritmo precioso para el espectador que acabó con reparto de puntos.

Apostó Pellegrino por fortalecer el centro del campo ante el alto nivel ofensivo del Tottenham y le funcionó El trivote formado por Oriol RomeuLemina y Holjberg ahogaba la zona creativa del cuadro londinense, que por más que lo intentaba era incapaz de conectar con claridad con sus hombres más adelantados.

Fruto de este empuje, el Southampton comenzó a aproximarse con peligro y, al cuarto de hora de juego, un centro desde la derecha de Bertrand fue introducido en su propia portería por Davinson Sánchez en su intento de despejar el balón. Aún así, no duró demasiado la alegría en los ‘saints’, puesto que tres minutos después Kane, quién sino, saltó más que nadie y remató a gol una falta botada por Ben Davies.

Los locales siguieron insistiendo a pesar de haber encajado el empate. Stephens, en un cabezazo que se le marchó fuera por poco, y Lemina, con un tiro desde la frontal que detuvo sin problemas Vorm, fueron los que gozaron de las mejores ocasiones. Los ‘saints’ había apostado por cerrar la franja central y en este contexto los de Pochettino no se encontraron nada cómodos.

La segunda mitad comenzó igual que acabó la primera, con los de Pellegrino gozando de las mejores ocasiones. Ward-Prowse lo intentó con un buen disparo, pero Vorm volvió a estar muy atento. Tras esta ocasión, el duelo entró en una fase de centrocampismo difícil de romper hasta que el técnico local se atrevió a dar entrada a un jugador de características ofensivas como Boufal, rompiendo el trivote que tan buen resultado le había dado hasta el momento. El Southampton estaba dispuesto a ir a por el encuentro.

En contra de lo que se podía esperar, el cambio dio alas al Tottenham. Por primera vez en el encuentro, sus jugadores más creativos conectaron con Harry Kane; los de Pochettino dieron un paso al frente. A pesar de ello, el Southampton no renunciaba al ataque, con  lo que la recta final del encuentro se convirtió en un toma y daca precioso.

 Lamela pudo anotar el tanto de la victoria desde el interior del área pequeña tras una buena jugada de Sissoko, pero la defensa local lo evitó. La respuesta del Southampton llegó por medio de Tadic, que pudo un centro raso desde la derecha que Obafemi, que entró en el puesto de Giacherinni y realizaba su debut en la Premier League, fusilara a Vorm, pero el jugador más adelantado de los ‘saints’ no logró conectar con el esférico. La última corrió a cargo de Kane, que tras un pase de Alli en el interior del área disparó demasiado cruzado en una ocasión de esas que no suele fallar.