COMPARTIR:

Fuente: EL COMERCIO

El próximo 15 de febrero se conocerá el nombre del nuevo entrenador de la Selección ecuatoriana, según informó el presidente de la Ecuafútbol, Carlos Villacís. La Comisión de Selecciones eligió una terna que será presentada el próximo martes al directorio.

La comitiva se reunió el martes 16 de enero en Guayaquil, para analizar las carpetas de los posibles entrenadores de la Tri, de cara a un nuevo proceso eliminatorio. Se revisaron 14 hojas de vida de profesionales, todos ellos sudamericanos.

Además de Villacís, participaron Jorge Jiménez, Jorge Salazar, Rodrigo Jarrín, Eduardo Chang y Francisco Vélez, como miembros de la comisión.

El directivo evitó mencionar el nombre de los escogidos. Quiere que los primeros en conocer los nombres sean los miembros del directorio, quienes decidirán la mejor opción para dirigir a la Tri, en las eliminatorias rumbo al Mundial de Qatar 2022. El Directorio se reunirá el próximo martes, a las 12:00

Posteriormente se pondrán los nombres a consideración de los presidentes de los clubes, para que estos opinen sobre la contratación.

Uno de los pedidos que se planteará al entrenador escogido, es que un ecuatoriano forme parte de su cuerpo técnico. Así lo contó Jiménez, antes del inicio de la reunión, que se atendió por cuatro horas.

Según Jiménez, la intención de contar con un ecuatoriano en el cuerpo técnico, es que el nuevo entrenador se asesore de una persona inteligenciada en el manejo del futbolista nacional, sus condiciones, costumbres, idiosincrasia…

Es por esa razón que en días pasados se habló de la posibilidad de Álex Aguinaga, como asistente de uno de los postulantes. El ‘Güero’ podría sumarse a la Tri, en conjunto al argentino Ricardo Lavolpe, que previamente dirigió a Boca Juniors, selección mexicana…

Jiménez reconoció la presencia de Lavolpe, así como de otros entrenadores entre los que mencionó a Jorge Luis Pinto, Luis Fernando Suárez, Manuel Vucetich y Gerardo Martino. Según el directivo, además de los logros de los entrenadores, hay otras variables que tendrán en cuenta.

“La idea es que no hayan dirigido o no estén identificados con algún club del país, además debe estar actualizado”, dijo Jiménez.

Con eso quedaron descartados Guillermo Almada y Guillermo Sanguinetti, entrenadores charrúas que se destacaron el año pasado con Barcelona Sporting Club y Delfín SC respectivamente. Almada reconoció acercamientos con la FEF el año pasado.

A decir de Villacís, esa es una manera de no repetir los errores en la última contratación, de Gustavo Quinteros. “Como que el corazoncito va siempre con los jugadores que dirigieron, queremos evitar eso”, dijo.

Para contratar al nuevo entrenador, la FEF cuenta con un presupuesto de USD 3 millones anuales, según reveló el propio Villacís. Resumió que ese valor saldrá de la venta de los derechos de televisión de las eliminatorias mundialistas.

El presupuesto es superior al que se manejó con Quinteros. Él y su cuerpo técnico ganaban USD 1,1 millones al año, además de USD 495 000 por premios. En el documento además se citaba una bonificación de USD 200 000 si la Tri llegaba al Mundial.

Hay posturas contrarias en el Directorio sobre la designación del entrenador este año. Pepe Mosquera, vocal y presidente de la Comisión de Arbitraje, es uno de los que se opone a la contratación.

Él propuso que sea el directorio elegido en el 2019 el encargado de escoger al nuevo entrenador de la selección mayor. Según él, tienen tiempo de sobra para analizar la situación, puesto que la Tri no se clasificó a Rusia 2018, no hay Copa América y que además solo hay una fecha FIFA este año.

“Sería bueno que así como los clubes firmaron un respaldo a Gol TV, también den su visto bueno o respaldo a la contratación de un nuevo entrenador ahora. Podría pasar que el directorio que se elija el próximo año no esté de acuerdo con el entrenador”, dijo Mosquera.