COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Brighton y Bournemouth fueron los encargados de inaugurar el año 2018 con un partido jugado de poder a poder, con gran presencia en las áreas y con cuatro goles que sirvieron para repartir con justicia los puntos en juego.

Knockaert fue el gran protagonista del choque al anotar el 1-0 a los cinco minutos convirtiéndose así en el primer goleador del nuevo año. Recoge el testigo de Harry Kane, que fue el encargado de hacer el primer gol en 2017.

El Bournemouth fue capaz de igualar en dos ocasiones el partido y permitir que ambos equipos se fueran contentos con un resultado que les permite alejarse de la zona peligrosa de la clasificación.