COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

En el deporte, no hay cara sin cruz. No hay campeón sin derrotado. Elemento necesario que surge de la propia naturaleza de la competición. En 2017 hemos visto debacles o, simplemente, incumplimiento de unas expectativas que estaban al máximo y que estuvieron lejos de alcanzarse. En AS, repasamos varios de los equipos, deportistas, entrenadores o eventos que, quizá, no cumplieron las expectativas que todos depositaron en ellos.

EL MILAN

Los ‘rossoneri’ estaban en la UVI desde hace años y el nuevo propietario junto a una tacada de ilusionantes fichajes parecían la vuelta definitiva del Milan pero, de momento, ni está ni se le espera. El verano empezó con la contratación de ‘los siete magníficos’: Fabio Borini, Mateo Musacchio, Ricardo Rodríguez, André Silva, Hakan Calhanoglu, Franck Kessié y Andrea Conti. Savia nueva en un club con visos de ir para arriba. Al final, Montella acabó a finales de noviembre y ahora, Gatusso quiere inyectar su carácter a un equipo que está lejos de lo que le corresponde por historia. De momento, ganar un derbi contra el Inter en la Copa parece una buena base sobre la que ir mejorando.

Atleti, SIN CHAMPIONS

A pesar de la prohibición de inscribir jugadores hasta enero, el Atlético afrontaba un año ilusionante con el estreno del Wanda Metropolitano. En Liga, a pesar de la falta de pólvora, sigue en la pelea y hasta mejor colocado que el actual campeón pero, en Champions, la moneda salió cruz. Dos empates inesperados contra el Qarabag azerbaiyano le alejaron de la posibilidad de estar en el sorteo de octavos de final. La esperanza (real y matemática) se mantuvo viva hasta el final pero el milagro no fue posible en Londres y sobre todo, en Roma donde el Qarabag tenía que sacar un resultado positivo que no se dio. La Europa League trae buenos recuerdos pero después de dos finales y una semifinal en Champions quizá sepa a poco. La Orejona tendrá que esperar un año para volver al Metropolitano.

Verano del FC Barcelona

El Barça pasó un verano que ni el peor estudiante desearía. Los culés acabaron el curso con un suficiente alto ganando la Copa del Rey y disputando Liga y Champions hasta el final aunque esta vez acabaron en manos del más listo de la clase, el Real Madrid. Sabedores de que ‘las notas’ no eran las mejores, decidieron empezar a trabajar fuerte en junio y se fueron a París a buscar a Verratti y, además de no traerle, el PSG les birló a Neymar Jr.

Piqué aseguró que se quedaba y el brasileño dejó su tweet en un sonado intento. El dinero de Ney-Ney acabó en las arcas del Dortmund y vino Dembele. También, Paulinho, ahora confirmado tras un buen inicio de temporada. Aun así, el verano fue una pesadilla que tratarán de arreglar en enero. La solución creen que pasa por Coutinho. Griezmann ya suena para un verano que viene en el que esperan no tener tantas asignaturas pendientes.

ITALIA

Helados, tardes en la piscina e Italia disputando un Mundial. Un clásicos veraniego que no podremos disfrutar este próximo 2018. No ver a Italia en un Mundial es una cita para la historia, quizá negra, de esta competición. Campeona del Mundo en cuatro ocasiones, la Azzurra no fue capaz de ser primera de grupo en una liguilla en la que la España de Julen Lopetegui mostró su mejor cara en la fase decisiva, incluyendo un partido notable de La Roja en el Bernabéu que, prácticamente, certificó su clasificación para Rusia. En la repesca contra Suecia, los italianos eran favoritos pero recibieron de su propia medicina. Los escandinavos, carentes ya de su mayor talento, Zlatan Ibrahimovic, plantearon una eliminatoria dura y sin apenas ocasiones de gol. Un tanto de rebote dejó a Italia fuera del Mundial… y a unos cuantos jovenes aficionados sin su primer clásico del verano. Esperemos que no cierren las piscinas.