COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El París Saint Germain está decidido a pasar a la historia en el mundo del fútbol y no escatima en gastos. No importa cuánto dinero deba poner sobre la mesa: quiere tener a los futbolistas que considera los mejores sin medir ningún tipo de consecuencia económica.

Sergej Milinkovic Savic se transformó en el nuevo objetivo del PSG y será difícil que alguien pueda interceder ante una billetera repleta de millones. El mediocampista de la Lazio está lejos de los focos principales de las noticias. No es portada de los medios más importantes. A la institución francesa no le interesa: podría desembolsar más de 200 millones de dólares por su pase.

La información la publicó el diario italiano Corriere dello Sport en la portada de su última edición: “El PSG listo para ofrecer 170 millones de euros por Milinkovic Savic”.

Días atrás había sido emparentado al Manchester United y se mencionó que su transferencia podría superar los 110 millones de dólares. También sonó en el City, Barcelona y Juventus. En el 2015, la institución italiana invirtió 20 millones de la moneda norteamericana para comprárselo al Genk de Bélgica.

En Italia tiene contrato hasta el 2020 y esperan sostenerlo en sus filas al menos hasta que se dispute el Mundial de Rusia 2018. La prensa de ese país lo cataloga como “el nuevo Pogba”, por las “características físicas” del futbolista que mide 1,92 metros. Sus actuaciones son determinantes para un equipo que marcha en la quinta colocación del Calcio: “Él decide, determina y mueve partidos solo”.

“Se convirtió en uno de los mediocampistas más fuertes del mundo y es imposible frenar los rumores”, advirtió la publicación sobre el serbio nacionalizado español de 22 años que debutó en el Vojvodina de Serbia.

En la actual temporada acumula 21 presentaciones con la camiseta del Lazio y suma 7 goles en una mitad de cancha que habitualmente comparte con el brasileño Lucas Leiva y el italiano Marco Parolo.

En caso de confirmarse su transferencia al elenco francés por esa cifra, el PSG se apoderaría del podio de las compras más abultadas de la historia tras adquirir a Neymar (222 millones de euros) y Kylian Mbappé (180 millones de euros).