COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Entrenadores que duraron menos de un día, problemas con dirigentes, huelga de jugadores, jugar con juveniles contra Liga de Quito, dimes y diretes sobre la intimidad del camerino, confesiones fuera de lugar. Todos esos sucesos, más un pobre desempeño futbolístico, fueron el coctel mortífero que terminó con Clan Juvenil regresando a la Serie B.

Con varias fechas de anticipación el Clan se despidió de la división de privilegio del fútbol nacional, muchos piensan que ya no queda nada por pelear para el ‘otro’ equipo de Sangolquí, sin embargo podremos asegurar que no es así.

Y es que puede pelear por el honor. Si en esta última fecha llegase a perder, quedaría como la PEOR CAMPAÑA DE UN EQUIPO ECUATORIANO desde el 2010.

En caso de ganar, Clan haría 32 puntos, superaría a Espoli que en el 2011 sumó solo 31 puntos en su descenso e igualaría a Macará del 2013 que sumó 32 puntos en su campaña.

El día sábado, Clan Juvenil puede ‘salvar los muebles’ y no quedar como uno de los peores equipos de la historia, al menos en estadísticas.