COMPARTIR:
FOTO: DIARIO EL COMERCIO

Fuente: StudioFútbol

Si bien es cierto que la FEF tiene el justo derecho de reclamar la deuda que tienen los canales estatales Gamavisión y TC Televisión, compromiso de pago que según Carlos Villacís -presidente de la FEF- asciende a casi seis millones de dólares, el hecho de no transmitir el resto del Campeonato (fecha 22 y las finales) le traerían también inconvenientes de ‘imagen’ a la FEF.

Esta medida se tomó por una acción de protección debido a la deuda constante de las televisoras a la FEF, la cautelar indica que no se podrá ingresar las cámaras a ninguno de los escenarios deportivos del país donde se juegue el Campeonato. El torneo 2017 se lo podía ver en las cable operadoras Directv, TV Cable y CNT quienes arrendaron los derechos a Gama y TC pero ellos tampoco se libran de la medida.

Según menciona el Arq. Antonio Ubilla, conocido estadístico del fútbol ecuatoriano y parte también de Directv Sports. Esta medida es perjudicial debido a que de mantenerse sería la primera vez desde 1976 que la gente no tenga la opción de ver por TV la definición de un campeonato. Ahora, la pregunta que llega a la palestra es ¿Qué pasaría si no hay TV en lo que resta de torneo? pues habrían de surgir muchas interrogantes más como las que veremos a continuación.

  • ¿Esta medida no significa también un autogol de la actual FEF (no tan bien vista por la mayoría de los hinchas), al quedar para la opinión pública junto al anterior gobierno ecuatoriano -por el manejo de los recursos- y dirigencia de FEF (de la cual Villacís fue parte) como los que dejaron al país sin fútbol por TV?
  • ¿Cómo reaccionarán los auspiciantes de los clubes y la propia Federación, entre ellos el Banco del Pacífico al que prácticamente le puso el nombre a la Copa para que luego de un año de dinero invertido no se pueda ver por TV la entrega de su trofeo?

Veremos que es lo que sucede en las próximas horas para ver si hay o no fútbol por TV, sino nos tocará como en los 60 y 70, solo con la radio en mano.