COMPARTIR:

Fuente: Infobae

Una inesperada “bomba” explotó en Barcelona. Pese a marchar en la primera colocación en la Liga de España, a su avance en la Copa del Rey y tener el pasaje a octavos de final de la Champions League (esta tarde cerrará la fase de grupos recibiendo a Sporting Lisboa), las tapas de los principales medios de Cataluña se centran en el conflicto que tiene el club con Javier Mascherano.

Tras deslizarlo en una entrevista, el Jefecito tiene decidido salir en enero de la institución española y no muestra intenciones de dar marcha atrás en su decisión. Pese a tener contrato hasta 2019 y la baja de alrededor de dos meses de Samuel Umtiti, el volante devenido en defensor anhela marcharse en búsqueda de minutos en la antesala del Mundial de Rusia 2018.

Tanto la portada de Mundo Deportivo como la de Sport (los dos medios más prestigiosos de Cataluña) reflejan el conflicto que creó esta determinación del argentino, debido a que Barcelona no tiene intenciones de dejarlo ir ahora, ante la lesión del francés y el poco recambio que tiene en esa zona del campo.

A sus 33 años (cumplirá 34 en junio), el futbolista considera que se ganó el derecho de poder marcharse cuando él lo desee. Masche tiene como principal objetivo llegar en buen ritmo de competencia a Rusia, donde se despedirá de la Selección argentina.

Mascherano cuenta sobre la mesa con una suculenta oferta del fútbol chino. Si bien es muy seductora en lo económico, en lo deportivo le generan ciertas dudas, debido a que Jorge Sampaoli no la considera una liga competitiva.

Tampoco hay que descartar que otros equipos de Europa pujen por contratarlo. Otra variante, aunque por ahora parece algo más alejada, es la de retornar a River.