COMPARTIR:

Fuente: SPORTYOU

El Milan ha empatado (2-2) frente al Benevento -que no había conseguido un solo punto en las 14 jornadas precedentes, y por consiguiente, tampoco había sumado nunca un punto en Serie A- después de que Alberto Brignoli, guardameta local, marcase un fantástico tanto de cabeza en el minuto 95.

Gattuso debutaba en el banquillo del Milan, y se le ha visto realmente contrariado después de esa acción. En el primer tiempo, el Milan tuvo pocas opciones claras, aunque los remates más peligrosos llegaron a través de Bonaventura, que fue quien abrió la lata en el minuto 37.

En la segunda mitad, el Benevento consiguió empatar a través de Puscas, que cazó una pelota suelta, pero poco después Kalinic, tras rematar un gran centro de Bonaventura, puso el 1-2 parcial. La gloriosa acción para el equipo local llegó en el minuto 95, después de que D’Alessandro botase con acierto una falta lateral.

El Milan defendió la acción demasiado atrás, y Brignoli, portero local -y exjugador del Leganés- conectó un excelente cabezazo, inalcanzable para Donnarumma, que desató la locura entre los hinchas y la enorme decepción en el lado rossonero.