COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El Chelsea remontó un gol en contra al Newcastle de Rafa Benítez para acabar ganando 3-1 con otro tanto de Álvaro Morata y un doblete del sensacional Eden Hazard. Así, el próximo rival del Atlético Madrid en la Champions League se pone a ocho puntos del liderato y mete presión al Manchester United y al Manchester City de cara a sus respectivos enfrentamientos ante Arsenal y West Ham.

Antonio Conte devolvió a Hazard y Azpilicueta al once titular después de que ambos futbolistas descansaran en la victoria previa ante el Swansea. Morata, Cesc Fábregas, Kante y compañía también salieron de inicio para conformar un once casi de gala (Cahill y Bakayoko fueron los únicos ausentes) y dejar claro que Conte daba más importancia al encuentro ante las urracas que al del próximo martes contra el Atlético.

Es lógico. Los Blues ya están clasificados para los octavos de la Champions hagan lo que hagan contra los Colchoneros y, sin embargo, tiene mucho trabajo por delante en la Premier si quieren tener alguna opción de defender el título que ganaron el pasado curso.

Salieron al césped de Stamford Bridge 11 puntos por detrás del City de Pep Guardiola y a los 12 minutos de partido recibieron un jarro de agua fría con el 0-1 de Gayle. Si antes del partido la Premier League estaba difícil, entonces ya se antojaba imposible. Pero Hazard se encargó de dar esperanzas a los Blues con una de esas actuaciones que si hiciera semana tras semana le convertirían en un candidato serio al Balón de Oro.

El belga empató el partido a los 21 minutos con un golazo y logró cambiar la dinámica del partido. El Newcastle estuvo serio en defensa y nunca se dio por vencido pero tuvo que rendirse a la evidencia ante el mayor talento de su rival. Hazard seguía deleitándose por el frente del ataque cuando a los 33 minutos Morata cabeceó a la red su décimo gol de la temporada (9 en Premier y 1 en Champions) para dar definitivamente la vuelta al marcador.

Benítez intentó volver a meter a su equipo en el partido con las entradas de Hayden y Shelvey pero no pudo salir triunfante en su primer regreso a Stamford Bridge desde que diera a los Blues la Europa League en 2013. Al contrario, vio a su equipo conceder un tercer tanto a los 74 minutos de juego después de que Hazard convirtiera un penalti provocado por Moses para cerrar su gran actuación con un doblete y dar al Chelsea los tres puntos.