COMPARTIR:

Fuente: MD

Cuando Neymar renovó por el Barça en 2016, extrañó que su cláusula de rescisión, que era de 200 millones, solo se subiera hasta los 222. El padre del jugador se resistía incluso a ese aumento y la subida, raquítica, fue una concesión personal que le hizo a Sanllehí, entonces su amigo, un verdadero obseso de los números capicúa. El director de fútbol, que no le convenció para llegar a los 300, le convenció de firmar esa bonita cifra.

SABÍA QUE…

Arthur, seguido en directo por Robert en la final de la Copa Libertadores, confiesa en Folha de Sao Paulo que su admiración por Iniesta le ha llevado a leer la biografía del capitán del Barça.

Aunque todos los días llegan desde Portugal noticias adelantando que el Benfica quiere devolver en enero a Douglas, el FCB dice que no ha recibido ninguna comunicación.

Stavitski (18), extremo derecha del Rovaniemen Palloseura de Finlandia y que estuvo a prueba el Barça B, está a un paso de firmar cuatro años con el Toulouse.