COMPARTIR:

Fuente: As

La estrella del PSG y de la selección de Brasil, Neymar, concedió una entrevista para la web de la FIFA, en la que habló de lo que le espera a su país en el Mundial. Tras una grave lesión en la anterior edición, el atacante está ansioso por ver a los suyos levantando el trofeo en Rusia.

No le importa el rival: “No hay ningún rival que Brasil quiera evitar. Estamos preparados para enfrentarnos a cualquier selección. Nos entrenamos para eso. No le tenemos miedo a ningún rival que nos pueda tocar. Es un Mundial y allí están los mejores. No se puede escoger rival pensando que habrá unos rivales más débiles que otros. Simplemente tienes que estar preparado”.

Cómo verá el sorteo: “Estoy ansioso por saber contra quién jugaremos, pero creo que lo que salga no tendrá tanta influencia. Es una de esas ocasiones en las que uno pone palomitas en el microondas, llama a la familia y a los amigos y se juntan delante de la televisión”.

Suerte: “La suerte influye muy poco en un Mundial. La fortuna, en sí misma, no lleva a un equipo a ser campeón. Los campeones trabajan duro desde mucho antes y están preparados para enfrentarse a cualquiera en su grupo y en la fase de eliminación directa”.

Brasil vuelve a ser temible: “Brasil ha recuperado el respeto perdido tras el Mundial de 2014. La gente nos ve diferente. Ha vuelto la selección brasileña que todo el mundo respeta y admira, la que disfruta del buen fútbol. El ánimo de la afición ha cambiado. Todo el mundo tiene confianza y eso no tiene precio”.

Su papel: “Es extraño porque yo no terminé el Mundial de 2014 de la forma que quería. Obviamente quería el título pero no gané, ni perdí. No terminé el Mundial por una lesión muy grave y tuve que pagar por eso. Fue una semana mala. Lloré mucho y me pregunté muchas veces el porqué, pero todo nos hace más fuertes. Me voy a dedicar a fondo para ser campeón”.

Goleador y asistente: “Me alegra lo mismo cuando marco un gol que cuando doy una asistencia. Soy feliz cuando las cosas salen bien para el equipo que defiendo, ya sea el PSG o la selección brasileña. Ayudar es algo que se inculca desde niños. Es cierto que hay momentos en los que defino la jugada, esa es mi característica pero si asistes también acabas feliz”.