COMPARTIR:

Fuente: AS

Desde que ayer Zinedine Zidane dijera que el Real Madrid está abierto a fichar en el próximo mercado de invierno, han surgido varios nombres y candidatos. Se busca central y delantero. Para la zaga, Radio Montecarlo desvela hoy que el Real Madrid ya ha abierto negociaciones con David Luiz, un viejo anhelo, que vive su segunda etapa en el Chelsea. Vendría como suplente de Varane y Sergio Ramos; para rivalizar por ser el tercer central con Nacho, que puede jugar en otras posiciones, y Vallejo, que aún se ha consolidado y deja dudas.

A sus 30 años, el que fuera estandarte de la defensa del Chelsea en su primera etapa vive por uno de sus peores momentos futbolísticos y es suplente en el equipo de Antonio Conte, que hace poco puso en duda la continuidad del brasileño en su equipo: “Debe trabajar duro, de lo contrario al banco o a la grada”, dijo el técnico italiano en Sky Sports, tras dejarle en la grada en el partido ante el United. Después de aquello, no jugó en la Premier ante el West Bromwich Albion ni ante el Liverpool, pero sí participó en el partido de Champions ante el Qarabag (0-4).

Esta temporada, en total ha jugado 13 partidos: 8 en la Premier, 4 en Champions y 1 en la Community Shield (1.134′), en los que ha logrado dos goles. Se ha perdido dos encuentros por sanción, tras una roja que vio ante el Arsenal; y se ha perdido 4 partidos por decisión de Conte.

No puede jugar Champions

El precio de David Luiz rondaría los 30 millones de euros, pero el principal hándicap es que ya no podría jugar Champions con el Real Madrid porque ya ha jugado esta temporada con el Chelsea. Por lo tanto sólo sería un refuerzo para partidos de Liga y Copa.

David Luiz ya ha sido objetivo blanco en otras épocas y, desde que jugaba en el Benfica, siempre ha estado en la lista de futuribles. Una vez pasados sus mejores años, el central brasileño podría ser un buen complemento en el Real Madrid actual. Su fichaje sería parecido al de Ricardo Carvalho en su época, un central experimentado, curtido en mil batallas, con galones en el fútbol internacional, buena salida de balón, gran disparo y con un imponente juego aéreo. Su principal ‘talón de Aquiles’ siempre ha sido su exceso de confianza, lo que le ha llevado a cometer errores en momentos clave. Cuando jugaba en el PSG, fue estigmatizado en la eliminatoria de cuartos de la Champions ante el Barcelona en 2015, con los caños de Luis Suárez, que le dejó en evidencia aunque a su favor jugaba el argumento de que venía de una lesión y que forzó para jugar aquel día.