COMPARTIR:

Fuente: MD

Jugada polémica en Mestalla en el minuto 30 de partido. Leo Messi ha disparado a puerta, el balón se le ha escapado a Neto, meta del Valencia y ha sobrepasado claramente la línea de gol, incluso ha botado dentro de la portería. Mientras los jugadores del Barça celebraban el gol, el colegiado ha dejado seguir la jugada, puesto que ha interpretado que el balón no había entrado.

Neto ha sacado y el Valencia casi aprovecha la siguiente contra para marcar. En la acción posterior todos los jugadores del Barça han ido a protestar a Iglesias Villanueva, pero ni el colegiado ni el línier han apreciado que el balón entraba claramente. A la espera del VAR, que se instaura la próxima temporada, se ha repetido la historia de la temporada pasada en el Benito Villamarín, cuando el balón superó claramente la línea de gol y Hernández Hernández no lo apreció. Otro escándalo que el VAR en teoría habría evitado, aunque no habrá ojo de halcón.