COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Mourinho quiere tener todo listo para evitar complicarse en la Premier League y por eso tomó una decisión que seguramente no gustará a algunos empleados del Manchester United.

El entrenador consiguió cambiar la sede del entrenamiento programado para el día de Navidad que en un principio iba a ser en la sede habitual del club pero ahora se llevará a cabo en Old Trafford por lo que necesitarán mucho personal para esto (aproximadamente 70 personas).

Los jugadores del United, entre ellos Antonio Valencia, no pueden tener ese día libre debido a que es tradición en Inglaterra el jugar el día 26 -conocido como Boxing Day- por lo que deben estar concentrados y entrenando el 25.

El United jugará el 26 de diciembre contra el Burnley a las 10h00 de nuestro país y seguramente con ‘Toño’ dentro de la cancha.