COMPARTIR:

Fuente: Infobae

El delantero peruano, Jefferson Farfan, fue el protagonista de un violento episodio después del partido en el que su selección venció a Nueva Zelanda y obtuvo la clasificación al Mundial de Rusia 2018.

“La foquita” bajó de su auto y agredió a un fanático en plena calle. Posteriormente, habló de lo sucedido, explicó la situación y se disculpó por su brutal reacción ante las cámaras: “Quiero pedir disculpas a todo el Perú por mi reacción”.

Después de la victoria del conjunto de Ricardo Gareca por 2-0 ante los “All Whites”, el experimentado atacante de 33 años decidió festejar el triunfo junto a Christian Cueva en una discoteca del distrito de Barranco. Abrumado por los fanáticos que lo querían saludar, bajó la ventanilla de su automóvil y la situación se descontroló.

Entre fotos y autógrafos uno de los seguidores, en evidente estado de ebriedad, se abalanzó hacia el futbolista y lo golpeó en la cara, según las propias declaraciones de Farfan, quien reaccionó de la peor manera.

El autor del primer gol de Perú ante Nueva Zelanda se bajó de su coche y arremetió contra el agresor, a tal punto que terminó tirado sobre la vereda. La gente intentó detener al futbolista, que alcanzó a golpear hasta en dos ocasiones más al fanático.

“Siempre hay gente desadaptada que se cruza en el camino que malogran el momento tan feliz que uno pasa. Fue algo tan simple. Qué increíble. Yo pasaba por la Peña del Carajo y había tráfico. La gente se aglomera a saludarme y metían la mano por la ventana para darme la mano”, explicaba Jefferson Farfan en una entrevista a un medio peruano.

“Un chico viene por atrás y me pega con el puño. No entendía por qué si todos supuestamente estaban felices por el momento, por la alegría que se le ha dado al país y todo”, reveló.

Finalmente, el jugador del Lokomotiv Moscú de Rusia se arrepintió de su accionar: “Mi reacción en el momento quizá fue mala. Quiero pedir disculpas a todo el Perú por mi reacción, pero de la nada que me golpeen… Reaccioné de esa manera. Jamás soy de pelear y de meterme con alguien”.