COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Zlatan Ibrahimovic decidió dejar la selección de Suecia después de la Eurocopa de Francia en 2016, pero ahora podría reconsiderar la situación después del pase al Mundial de Rusia a última hora tras eliminar en la repesca a Italia.

Para algunos resultaría interesado por su parte ya que no ha sido partícipe de la gesta sueca, aunque en su país natal es tan querido que muchos no pondrían objeción alguna. Zlatan no está físicamente preparado en estos momentos para afrontar una cita de este calibre y puede que ni siquiera llegue a estarlo para junio ya que se está recuperando de una rotura del ligamento cruzado y aún no ha vuelto a los terrenos de juego.

Pero ayer, nada más confirmarse el pase al Mundial, las cuentas de Twitter de periodistas y aficionados del país escandinavo pedían una llamada al atacante del United.

Ibra aún no se ha pronunciado al respecto, pero sí lo hizo Mino Raiola. El agente italiano, lejos de parecer dolido por la eliminación de Italia, contestó al diario sueco Expressen. “Si de mí dependiera, yo mismo os lo entregaría”, dijo.

Muchos periodistas buscarán la respuesta de Ibrahimovic, pero mientras tanto la única declaración oficial ha sido la felicitación a sus compatriotas, aunque con un toque muy suyo: “We are Zweden”.

El seleccionador de Suecia le cierra las puertas

Mientras Ibra hacía un juego de letras en las redes sociales dejando abierta la posibilidad de volver, el seleccionador sueco, Janne Andersson, se aseguró de dejarle las puertas cerradas. “Es increíble, lleva un año y medio sin jugar para nosotros y hay que hablar de los buenos jugadores que están”.

Al término del partido, los propios jugadores suecos no querían entrar por ahora a debatir sobre la vuelta del delantero de 36 años y prefirieron “disfrutar el presente”.